Test de usuarios de guerrilla (testea aunque sea con tu madre)

foto del taller de test de guerrilla

Sí, como diseñadores somos geniales, grandiosos, celebérrimos. Domamos el pixel y somos capaces de hacerlo perfecto, con el color adecuado y en el sitio justo. Muchos además no tenemos abuela. El problema viene cuando soltamos nuestro trabajo al mundo y emergen los detalles que habían quedado olvidados, empiezan las tediosas rondas de cambios y los ataques contra nuestro orgullo y nuestra obra.

Para prevenir estos problemas y afinar el tiro, existe la investigación, que aplica al diseño el método científico para validar sus estudios. Para hablarnos de investigación y ayudarnos a mejorar nuestros trabajos, UxAcademy organizó un taller con Eduardo Suárez, cofundador de Dispersium, de UX con eñe y Local Leader de la Interaction Design Foundation en Madrid (Eduardo ostenta solo un par de títulos menos que nuestra difunta duquesa de Alba).

¿Por qué debemos hacer investigación? Porque nos ayuda a encontrar errores en los que no nos habíamos fijado; nos evita el diseño por instinto (porque a veces todos tenemos malas ideas); y sobre todo, nos da argumentos frente al «me gusta – no me gusta» que todos sufrimos frente a los cliente.

Aquí podéis ver una tabla de técnicas de investigación:

Tabla de métodos de investigación

Como veis, herramientas de investigación hay decenas y antes de que alguien abandone el post argumentando que no tiene pasta para meterse a hacer eyetracking, le recordaré el título de la entrada: Test de usuario de guerrilla. El término «guerrilla» lo oí por primera vez en clase de historia para explicar como cuatro aguerridos pastores españoles consiguieron enfrentarse a las tropas napoleónicas en el siglo XIX, y desde entonces lo he oído en cada sector por los que voy pasando. Seguramente, la definición más científica del término aplicado al diseño, es la dada por Martin Belam: «el arte de abalanzarse sobre la gente en cafeterías y espacios públicos, para filmar mientras utilizan un sitio web o aplicación durante un par de minutos”. ¡Que nadie ponga ahora el dinero como excusa!.

Aunque la investigación de laboratorio nos permitiría sacar información increíblemente valiosa, no todos tenemos el tiempo ni el dinero para meternos en ello, pero como bien dice Steve Krugg en su libro «No me hagas pensar» es mejor probar con un usuario que con ninguno; y es mejor probar con un usuario al principio que con 50 al final. Y como bien dice Eduardo, haz test aunque sea a tu madre, porque siempre sacarás algo. Si quieres atinar más te basta con que busques a otros cuatro, los expertos dicen que con cinco usuarios se pueden detectar la mayoría de los problemas de un sistema. Durante el taller, en media hora, sacamos los colores a las páginas de los principales supermercados del país, solo navegando por ellas y realizando tareas básicas como intentar comprar plátanos.

En el capítulo 5 del libro Undercover User Experience Design (del que hablo por aquí) podéis encontrar un buen número de técnicas de investigación de usuario de guerrilla, como remote testing, test de pasillo, tree test, etc. Si no quieres o no sabes leer, basta con que muestres cada cosa que vas haciendo a un grupo de usuarios. Si eres tímido, siempre te puedes valer de la tecnología. En ese sentido he usado o visto usar varias herramientas de investigación que me han parecido muy interesantes y cuyo coste es cero:

  • Five second test. La comunidad de usuarios hispanohablante es muy pequeña y puedes pasarte una semana hasta ver algún resultado, pero si tus diseños están en la lengua de Shakespeare esta herramienta permite cuatro tipos de test: click, navegación, preferencia, recuerdo.
  • Grabación de sesiones. Metes un código en tu página y a disfrutar con horas de grabación de gente usando y desesperándose con tu web. Para probar, Inspectlet y Yandex Metrica, el google ruso.
  • Mapas de click. Sin darte cuenta metiste una pelota en tu diseño y la gente piensa que ahí se clica. Prueba Hotjar, que salió hace poco y tiene un montón de funciones o repite con Yandex Metrica, que también lo hace.
  • Test A/B. Dicen que optimizely está muy bien, pero el de Google analytics también cumple ¡y es gratis!
  • Twitter. Lo vi hace poco y me pareció bastante genial. Subes una imagen con diferentes opciones y dejas que la comunidad opine, como en este ejemplo. Easy and free!

Hacer cambios es más caro y cabrea más cuanto más avanzado está el proyecto, como podéis ver en el gráfico que he hecho para la ocasión. Así que ¡no esperéis a mañana para empezar a hacer test de usuario!

Gráfica coste-cabreo

Si os perdisteis el meetup pero os basta con el típico power point que usó Eduardo, echadle un ojo al documento en Google docs. No perderé la ocasión de decir que Eduardo es un fenómeno, como demostró en las cervezas el networking posterior y como demuestra en twitter felicitando los viernes.

 

Jesús

Soy Jesús Martín, y fui el diseñador de Alexa en Francia, Italia y España tras su lanzamiento en esos países. Me enamoré de la tecnología y de sus recovecos hace ya varios años y lo que voy descubriendo lo cuento en esta página.

 

One thought on “Test de usuarios de guerrilla (testea aunque sea con tu madre)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *