Facebook, el botón de “No me gusta” y los test de usuario

Hace poco más de un semana, facebook sacó una nueva funcionalidad que permite a los usuarios valorar cada entrada al más puro estilo asiático, con hasta 6 emociones diferentes. El anuncio oficial se hizo desde el propio facebook como podeis ver aquí. Zuckerberg tenía que estar hasta el moño de que le pitaran los oídos con campañas en favor de un posible botón de “No me gusta”, que venía muy bien para no quedar mal con el típico amigo que anuncia su ruptura en la red social.

Cuando vi la noticia sobre el artificio, estuve a punto de ponerles un tuit diciendo que se les había ido un poco de las manos y que ahora iba a tener que pasar horas decidiendo si algo me divierte o me alegra. En cambio cuando probé la funcionalidad y me informé un poco sobre el tema, me pareció que el procedimiento que han seguido es espectacular.

Me explico.

Una de mis aversiones iniciales estaba relacionada con el problema que supone multiplicar las posibles elecciones, explicada perfectamente en la Ley de Hick. Me creí más listo que su equipo, porque en realidad la funcionalidad es solo un piloto que están testando. Por eso la opción principal es el clásico “Me gusta” y solo cuando haces hover aparecen el resto de posibilidades. Si las usas es porque realmente quieres hacerlo y si pasas del tema seguramente ni notes que esas opciones existen.

Los nuevos emojis de facebook

Como piloto que es solo lo están probando en Irlanda y en España. Además de ser dos países que disfrutan con el café cargado, se decantaron por ellos porque los usuarios ubicados en estas zonas tienen redes de amigos menos internacionales. Gracias a que nos hablamos poco con gente de fuera, se minimiza el problema de que puedas valorar con un “Me enfada” que no pueda ser respondido en condiciones por algún amigo holandés. La posibilidad de realizar un test de usuario tan tocho, minimizando riesgos gracias al conocimiento que tienen de sus usuarios, me da mucha envidia.

La gente solo quería un botón de “no me gusta” y les han puesto seis botones. ¿Tan difícil era meter el dichoso botoncito que tiene cualquier foro del mundo? Pues sí que lo era, o al menos, problemático. Facebook vive de la publicidad y no quería enfrentarse con el hecho probable de que sus anunciantes recibieran millones de votos negativos. Por eso llevaba años haciéndose el sordo, pero está claro que algo tenían que hacer para evitar que los oídos de Marck estallaran y para intentar frenar el éxodo de usuarios. La solución ante el problema es brillante, evitas la polarización amor-odio y das seis opciones que además enriquecen la información que obviamente usaran para conocer y filtrar tus gustos.

dislike de facebook

Es un caso más de la celebérrima frase de Henry Ford y el caballo más rápido y pone de manifiesto lo importante que es hacer una correcta lectura de lo que los usuarios piden. Los facebookeros llevaban años verbalizando la solución que necesitaban, y facebook ha sido capaz de encontrar el problema subyacente para dar una respuesta mejor frente a una hipótesis: La gente no quiere un botón de “No me gusta” quiere expresar cosas más allá del “Me gusta”. Hay que ser muy bueno para ser capaz de ver el problema real y no el verbalizado.

Un caballo más rápido

Si como yo teníais dudas morid de envidia, pero por favor, haced algún test antes de empezar a copiar la funcionalidad a ciegas.

Info

 

Jesús

Soy Jesús Martín, y fui el diseñador de Alexa en Francia, Italia y España tras su lanzamiento en esos países. Me enamoré de la tecnología y de sus recovecos hace ya varios años y lo que voy descubriendo lo cuento en esta página.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *